Skip to main content

Se entiende por descentralización el proceso en el que se distribuyen funciones y/o poderes del Estado Central a instituciones regionales o territoriales, para que sean ellas quienes tomen decisiones y acciones que repercutirán en sus propios territorios. De esta forma, se propicia un desarrollo democrático y equitativo basado en la colaboración entre el sector público, privado y sociedad civil.

Desde hace años, la descentralización está en la palestra. Ya en 2012, en la encuesta Adimark Bicentenario, el 69% estaba a favor de que las regiones elijan a sus propias autoridades políticas y el 58% estaba a favor de que las regiones pudiesen disponer de sus recursos con total independencia.

Las regiones recién pudieron elegir en 2021 a su autoridad: el o la Gobernadora Regional, quienes no sólo han tenido el desafío de ser los primeros en ejercer este cargo, sino que de poner en marcha el proceso de descentralización gestionando el desarrollo de sus territorios, con ejercicios más autónomos y cumpliendo con los programas por los cuales fueron elegidos.

En 2022, se agregó una reforma: el Gobernador Regional tiene la atribución de solicitar al Presidente con previo acuerdo del Consejo Regional, la transferencia de competencias que hoy desarrollan servicios públicos o ministerios en materia de fomento de actividades productivas, desarrollo social y cultural y ordenamiento territorial.

Cuando las y los gobernadores asumieron en julio del año pasado, instalaron en la discusión la necesidad de contar con mayores recursos y flexibilidad para su uso, quedando pendiente la elaboración presupuestaria particular para los gobiernos regionales.

Presupuesto para descentralizar

Este año, el 28% del gasto del Ministerio de Interior y Seguridad Pública se destinó al financiamiento de Gobiernos Regionales, mientras que el 11% a la Subsecretaría de Desarrollo Regional y Administrativo.

Además, el 49% de los recursos recibidos este 2022 por los gobiernos regionales corresponden a recursos comprometidos de forma permanente y el 51% restante pertenece a recursos entregados desde el gobierno central.

El proyecto de Ley de Presupuesto 2023 contempla explícitamente recursos para los Gobiernos Regionales, fortaleciendo el proceso de descentralización gradual y responsable para el país y sus regiones. El aumento es de un 2,9% en la inversión regional y 6,2% en el caso municipal, además de una mayor flexibilidad para que los gobiernos regionales administren sus recursos.

Desde Huella Local, hemos constatado mediante el trabajo en las regiones y comunas de Chile que la capacidad de innovar, el trabajo coordinado con alcaldes/as y sociedad civil son herramientas para enfrentar los complejos problemas que genera la extrema desigualdad territorial que vive Chile.

h2o

Leave a Reply